Cenamos, nos tomamos una copa, lo llevé a su casa y nos despedimos comiéndonos la boca como si no hubiera un mañana. Empezamos a meternos mano en el coche, empieza a masturbarme y en lo mejor le bajo los pantalones y me sorprende con un pollón XL... todo para mí solita!!! La sorpresa vino después, cuando me dice que no lleva condones y los que yo llevaba no le cabían. En fin, sin follar me quedé tired

Es pa' Llorar - 1 mes


45
   

Comentarios