El finde pasado quedé con un chico para follar, llevábamos tiempo quedando pero nunca pasaba de morreos y caricias, así que decidí decirle que quería follar. Fuimos a su casa y yo nada más bajarme del coche estaba que me subía por las paredes. Esperaba que teniendo la casa sola para nosotros me empotraría en todos los rincones pero no, directo a la habitación y más soso que una comida sin sal! Una pena porque prometía, eso si... Lo come de lujo!!! cheese

Es pa' Llorar - 1 semana


18
   

Comentarios