Mi ex me regaló unos días en un hotel. Un día nos dio por subir al spa y darnos un baño. Había una pareja en la sauna, en frente del jacuzzi; mi ex me empezó a meter mano y yo a ella, y se me puso tan dura que me empezó a cabalgar cual loca con la otra pareja en la sauna. Cuando salieron, se quedó quieta y ya cuando se fueron, la empecé a comer el coño en cuatro fuera del jacuzzi y acabé corriéndome muy dentro mientras la empotraba contra la sauna. Me pone muy cachondo follar en sitios públicos.

Es pa' Flipar - 1 mes


75
   

Comentarios